Zero waste: productos imprescindibles para convertirte en "zero waster"

Zero waste: Productos imprescindibles para convertirte en un «zero waster»

 

Seguramente ya hayas oído hablar del movimiento “zero waste” o “cero residuos” que está causando sensación y que está concienciandonos cada vez más a reducir la cantidad de residuos y basura que generamos a diario.

Desde SnappyCokie sabemos que dar este primer paso hacia la vida zero waste puede ser abrumador y que no sepas muy bien por dónde empezar, es por eso por lo que en este post encontrarás algunos de los productos imprescindibles para comenzar con una vida de cero residuos.

 

  • Bolsas reutilizables de tela

Uno de los principales objetivos del zero waste es la reducción de plásticos debido a su impacto perjudicial en el medio ambiente.

Las bolsas reutilizables de tela son por ello una gran alternativa a la hora de ir a comprar frutas, verduras, legumbres, etc. Reduciendo por completo el uso de bolsas de plástico desechables y envases.

 

  • Envases reutilizables y contenedores de almacenamiento 

No podemos olvidar que la cantidad y la manera en la que consumimos repercute también en el medio ambiente y en la generación de basura y residuos, aquí tienes tres grandes alternativas zero waste para decir adiós a los envases desechables:

Con los envases reutilizables y los contenedores de almacenamiento conseguimos reducir nuestro uso de films y plásticos a la hora de almacenar, además son muy versátiles: puedes llevarlos contigo, usarlos en la nevera, congelador, etc.

 

  • Tazas y botellas portátiles

Beber agua al igual que el café o té mañanero es sagrado (lo sabemos), pero no por ser zero waster tienes que renunciar a ello o llevar contigo un vaso a todos lados, es tan sencillo como pasar de los cafés para llevar y las botellas de plástico introduciendo botellas y tazas portátiles, una solución super cómoda dónde podrás llevar contigo cualquier bebida.

 

Ya tienes 3 sencillos productos con los que introducirte en el mundo zero waste y recuerda ¡Poquito a poco, los pequeños cambios con los que marcan las grandes diferencias!